La morosidad y sus consecuencias

La morosidad es la falta de pago de una obligación financiera por parte de una persona física o jurídica después de la expiración de éste, por lo que un moroso es aquella persona que está legalmente reconocida como deudor (Ver qué es legalmente un deudor). Cada país reconoce o no esta situación de acuerdo a varios criterios, por ejemplo, en el sector bancario español se aplica generalmente al tercer recibo sin pagar.
Morosidad y consecuencias

Qué es un moroso

Para ser reconocida legalmente como un moroso debe actuar en el poder de ambas partes un documento legalmente reconocido donde el deudor debe hacer estos pagos por ejemplo: contratos de crédito, contratos de tarjetas de crédito, contratos de servicio de teléfono, crédito de hipoteca, letras de cambio, cheques o pagarés no pagados. Por ejemplo, en prestamosycreditos.orgpodemos ver qué tipos de créditos existen y qué requisitos se exigen para solicitarlos.

Con letras de cambio, cheques o pagarés emitidos correctamente podrá instar un procedimiento cambiario que requerirá el pago del deudor. Sin embargo sin los mencionados documentos de deuda no existen legalmente, no se puede proceder contra el deudor.

Consecuencias de la morosidad

Los deudores generalmente son incluidos en ficheros automatizados para apoyar la toma de decisiones en el área de hacienda y crédito, estos archivos pueden pertenecer a asociaciones bancarias, empresas financieras o privadas. Las organizaciones consultan el archivo cuando una persona va a pedir un crédito o financiamiento o cualquier otra operación que implique un riesgo económico para comprobar si la persona que está solicitándolo ha estado presente en operaciones similares con otras entidades. Por lo tanto, es un mecanismo de información.

Como consecuencia esto puede generar varios y graves problemas, como falta de aceptación de los bancos en el momento solicitar créditos o aplazamientos debido al riesgo que ello conlleva. Esto obliga a muchas personas incluídos en ficheros de morosos el tener que buscar quien le ofrezca préstamos con ASNEF, que generalmente tienen unas condiciones más exigentes.También en el momento de contratar los servicios de las empresas de telefonía móvil y otros servicios similares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *